jueves, 25 de agosto de 2011

CUENTOS, FÁBULAS Y MORALEJAS: Cuentos para niños seleccionados del Hitopadesa de Visuddha-sattva Das





SRI

NRSIMHADEVA


juancas

SRI NRSIMHADEVA

Creado por juancas  el jueves, 25 de agosto de 2011 a la(s) 19:15


CUENTOS, FÁBULAS Y MORALEJAS: Cuentos para niños seleccionados del Hitopadesa

de Visuddha-sattva Das (Notas)el jueves, 25 de agosto de 2011 a la(s) 19:15

CONTENIDO

NOTAS de Visuddha-sattva Das

Publicadas en el AÑO 2011, 2012

    CURSO DEL SANTO NOMBRE


    Apéndice 1

  1. Algunos slokas sobre el Sri-Nama - sábado, 15 de enero de 2011
  2. Apéndice 2

  3. El Pancha-tattva mantra y el Santo Nombre
  4. Apéndice 3

  5. Las ofensas al Santo Nombre - sábado, 15 de enero de 2011
  6. Apéndice 4

  7. Los tres niveles del canto del maha-mantra - sábado, 15 de enero de 2011
  8. Sambhanda, abhideya y prayojana - sábado, 15 de enero de 2011
  9. Sri Siksastakam: Las 8 instrucciones fundamentales de Sri Chaitanya Mahaprabhu - sábado, 15 de enero de 2011
  10. La síntesis del Sri Siksastakam - sábado, 15 de enero de 2011
  11. El primer verso del Sri Siksastakam y las siete excelencias del Nama - sábado, 15 de enero de 2011
  12. Resumen del proceso del bhakti y el Madhurya-kadambini - sábado, 15 de enero de 2011
  13. El Siksastaka y las nueve etapas del bhakti: de sradda hasta prema - sábado, 15 de enero de 2011
  14. Bhakti-rasamrta sindhu sobre el tema del Siksastakam
  15. Sri Siksastakam [Ocho instrucciones / Eight Instructions] Sri Chaitanya (CC) Sánscrito/Sanskrit
  16. Diksa-guru y siksa-guru: La relación maestro-discípulo - sábado, 15 de enero de 2011
  17. Tres clases de gurus y tres clases de Vaisnavas - sábado, 15 de enero de 2011
  18. Apéndice 5

  19. La Naturaleza del Santo Nombre —Testimonios relevantes— - sábado, 15 de enero de 2011
  20. Apéndice 6

  21. Dos testimonios de Srila Bhaktivinoda Thakur: - sábado, 15 de enero de 2011
  22. Sri Nama (Canción en versos bengalíes) - sábado, 15 de enero de 2011
  23. Apéndice 7

  24. Nama-bhajana es la mejor práctica del bhakti - sábado, 15 de enero de 2011
  25. Japa-mala y Nama-sankhya - sábado, 15 de enero de 2011
  26. Clases de mantras. Nombres primarios y secundarios - sábado, 15 de enero de 2011
  27. Rasayana-japa - sábado, 15 de enero de 2011
  28. Cantos distintos, rasas distintas - sábado, 15 de enero de 2011
  29. Apéndice 8

  30. Técnicas y consejos prácticos para mejorar la meditación de japa
  31. Técnicas y consejos prácticos para mejorar la meditación de japa - sábado, 15 de enero de 2011
  32. Oraciones para superar las ofensas
  33. Oraciones para superar las ofensas
  34. La concepción madhurya-bhava del maha-mantra
  35. Fragmentos de mi curso sobre el santo nombre de Visuddha-sattva Das
  36. Mas Notas

  37. 2_Apéndice 2 del Curso sobre el Santo Nombre - sábado, 15 de enero de 2011
  38. La comprensión de Nama-tattva
  39. Los tres niveles en el proceso del bhakti
  40. Disipando la nube del anartha
  41. Siguiendo los pasos de los grandes acharyas
  42. Sambhanda, abhideya y prayojana
  43. Las ofensas al Santo Nombre

  44. 4_Iluminaciones sobre Nama-aparadha - sábado, 15 de enero de 2011
  45. 3_Iluminaciones sobre Nama-aparadha - sábado, 15 de enero de 2011
  46. 2_Iluminaciones sobre Nama-aparadha - sábado, 15 de enero de 2011
  47. 1_Iluminaciones sobre Nama-aparadha - sábado, 15 de enero de 2011
  48. Visuddha-sattva Das - INDICE de NOTAS VAISHNAVAS



CUENTOS, FÁBULAS Y MORALEJAS: Cuentos para niños seleccionados del Hitopadesa

el jueves, 25 de agosto de 2011 a la(s) 19:15



CUENTOS, FÁBULAS Y MORALEJAS: Cuentos para niños seleccionados del Hitopadesa

_______Por Carlos Rocha G. (Visuddha-sattva dasa)


Aclaratoria


  Antes de presentar este trabajo, considero pertinente hacer esta aclaratoria sobre la génesis del mismo. Al menos, tiene un valor histórico para mí, pues la idea original de la presente selección hasta la fecha inédita, ocurrió hace más de doce años y estaba destinada a un libro de cuentos para niños. Escribí con ese fin una presentación, con algunas notas explicativas en torno a la obra original, el famoso libro de fábulas de la India conocido como Hitopadesa.

La selección estaba concebida para ser publicada en la Editorial Ananda, nombre que yo mismo le dí a la empresa editorial de una vieja amiga en el campo literario venezolano, quien publicó varios libros ilustrados de literatura infantil. La publicación de Cuentos, Fábulas y Moralejas, título elegido para esta obra inédita y pionera en su género, debía incluir varias ilustraciones sobre el contenido de los doce cuentos seleccionado, las cuales yo debía aprobar.

Llegamos incluso a firmar un contrato para dicha publicación. Pero por los designios inexorables del destino, el libro nunca llegó a ser publicado y ahora tengo el derecho de publicarlo libremente donde sea más viable mi proyecto original. Sólo mencionaré que las primeras ilustraciones que la editora encargó a un dibujante no fueron de mi agrado.

Posteriormente, el artista autóctono que las hizo aquellos primeros dibujos murió. Alguien más tampoco acertó con otras ilustraciones que ilustraran apropiadamente el contenido de los cuentos, las cuales quisimos que fueran en acuarelas a color. Debido a tales circunstancias inesperadas y a cierta lasitud de la persona editora, el proyecto quedó lamentablemente pendiente y finalmente suspendido en el transcurso implacable del tiempo. Aunque no he renunciado a publicar formalmente esta obra en, presentó aquí en Facebook su primera publicación en forma electrónica.

El Hitopadesa es la más notable y vieja colección de fábulas y apólogos —ficciones, parábolas y enseñanzas ejemplares a manera de moralejas. Su presunto autor, el sabio Narayana, vivió en una época imprecisa. Se cree que sus historias proceden de la sabiduría popular y de la tradición oral de la antigua India.

Como expliqué en la introducción, el Hitopadesa  es una selección de cuentos breves de otra colección mucho mayor, llamada Panchatantra, que data del siglo V de la era cristiana. Panchatantra quiere decir “Un libro o tratado con cinco secciones”. En el curso del tiempo, las historias del Panchatantra se difundieron y dividieron en varios libros con diferentes nombres.

Muchas de las historias fueron contadas por las madres a sus hijos, quienes crecieron y se las contaron a sus hijos. Y así se convirtieron en cuentos muy populares e ilustrativos. En realidad, fueron originalmente escritos para enseñar a tres jóvenes príncipes cómo vivir de manera honesta e inteligente. Este libro, escrito en sánscrito, se conoce en Occidente desde la Edad Media y fue traducido al árabe bajo el título de Calila y Dimna.

En el marco general de los cuentos más comunes del Hitopadesa y del Panchatantra, se engarzan largas series de episodios. Esta aparente complicación aumenta al estar un cuento incluido en otro, alternándose la forma de prosa y verso heredada de la antigüedad. En ocasiones, la narración en prosa está envuelta en una enseñanza ataviada en forma poética.

Así como en las clásicas obras griegas de Homero se mezclan en la escena narrativa hombres y héroes con divinidades mitológicas, es propio de la imaginación oriental relatar episodios donde se describen relaciones entre animales y personajes populares, entre dioses y demonios. Así se ilustran muchas veces diferentes conductas y caracteres dentro del comportamiento social, y las historias relatadas tienen precisamente un contenido moralizante, siendo este uno de los rasgos distintivos de este tipo de narrativa fabulatoria, que concluye  generalmente en moralejas o insinuaciones de carácter moral.

El lector, tanto adulto como de la primera edad,  percibirá en los relatos una alegre, discreta e irónica satisfacción respecto al destino de los mismos personajes, bien sean de la fauna y la vegetación del bosque, o los caracteres esbozados de los tipos populares. Se mezclan así animales y personas de pueblos y aldeas en situaciones sencillas o complejas, donde la trama cómica, trágica o dramática, está llena de suspenso, imaginación, filosofía, picardía y humor.

Espero que con esta aclaratoria se comprenda un poco mejor tanto los avatares que ha sufrido el poryecto inicial, como la necesidad personal de dar a conocer estos Cuentos, Fábulas y Moralejas, que son breves historias tomadas del Hitopadesa y del Panchatantra, dos obras clásicas de la literatura de la India, sobre las cuales el lector podrá conocer algo más en mi introducción a este hermoso libro, de gran utilidad ética y moral para todos.


_________ Carlos Rocha G.


Introducción


    Las fábulas legendarias y los cuentos con alegorías y moralejas ilustradas provienen del antiguo Oriente. La imaginación oriental ha producido bellas leyendas y relatos fantásticos de gran contenido educativo y moral. Entretejidos en la ficción, el suspenso y el misterio, esas historias han llegado a ser conocidas en Occidente de diferentes maneras.

En la Literatura de la India, cuyo patrimonio espiritual representa a la más antigua cultura de la humanidad, encontramos los mejores ejemplos de esta clase de ficción. Por su belleza y su profunda enseñanza, esas fábulas y cuentos atraen por igual a niños y adultos, debido a su estilo gracioso y a su carácter instructivo. Las divertidas historias presentadas en este libro, contienen muchos consejos útiles para la formación ética y educativa de la mentalidad infantil. Sus máximas o moralejas son provechosas y apropiadas lecciones para el espíritu humano.

En Occidente hay muchas obras de literatura infantil. Es bien conocido El Principito de Saint-Exupery, un hermoso cuento para niños de gran contenido alegórico y filosófico. También son populares los cuentos de Andersen y de Grim, las historias de Blancanieves y de Alicia en el País de las Maravillas, así como las famosas fantasías cinematográficas de Walt Disney, sobre las cuales se han creado mágicas producciones y fantásticos parques de atracciones. Estas empresas de entretenimiento que atraen el interés turístico, son realmente grandes monopolios de enormes beneficios ecónomicos a nivel internacional. Las diversas franquicias de los parques de la “fantasía Disney”, cuya sede está ubicada en la ciudad norteamericana de Orlando, en La Florida, se han distribuido en todas partes y representan uno de los negocios más lucrativos del capitalismo moderno, atrayendo a los niños y sus padres a tales lugares de “múltiples diversiones”.

El contenido fantástico y maravilloso de los cuentos clásicos y de las narraciones mágicas, son genuinas expresiones de la imaginación humana y en todas las épocas han sido motivo de atracción. ¿Quién no ha sentido en su infancia la dicha de las tiernas veladas en el cálido regazo de los abuelos y los padres, cuando nos contaban aquellas historias y cuentos en los plácidos atardeceres o antes de dormir?  En nuestra existencia han influido positivamente muchas de esas amenas historias y sueños que pueblan los libros infantiles.

El Hitopadesa es la más notable y vieja colección de fábulas y apólogos (ficciones, parábolas y enseñanzas ejemplares). Su presunto autor, el sabio Narayana, vivió en una época imprecisa, y se cree que sus historias proceden de la sabiduría popular y de la tradición oral de la antigua India.

Las fábulas son composiciones literarias breves en las que los personajes casi siempre son animales u objetos en movimiento que hablan y dialogan. Estas historias concluyen con una enseñanza o moraleja de carácter instructivo, que suele presentarse al final del texto. Una moraleja es una enseñanza que transmite un mensaje y se emplea principalmente en obras normalmente dirigidas a adultos.

En Occidente las fábulas del escritor tracio Esópo (siglo VI a.C.) tienen ese carácter moralizante. Aunque a él se le considera el padre de las fábulas debido a que de sus traducciones del griego provienen las fábulas de Reinhart (Renart) el zorro (1180), y posteriormente, las fábulas del poeta francés La Fontaine (1621-1695), que fueron publicadas en múltiples ediciones ilustradas. Sin embargo, La Fontaine publicó Las fábulas de Bidpai en 1679, basadas en el sabio indio Pilpay, fabulista del siglo II a.C. a quien se adjudica la autoria de la obra sánscrita Panchatantra, publicada luego en el siglo VI como Calilah y Dimnah, y traducida al árabe y al hebreo.

El Roman de Renart es un conjunto de poemas en francés que entre los siglos XII y XIII parodian la épica y la novela cortés. Estos textos están ambientados en una sociedad animal que imita a la humana, y su principal protagonista es Renart, el zorro, el personaje de muchas fábulas antropomórficas Europeas.

La moraleja se puede dejar criterio del lector o espectador, o puede ser encerrada en una máxima. Un ejemplo se da al final de la fábula "La tortuga y la liebre" de Esopo, en la que la lenta pero decidida tortuga le gana una carrera a la rápida y arrogante liebre, desprendiéndose como moraleja que “más vale la modestia y la perseverancia, que el orgullo y el descuido”, o bien que “la perseverancia y la lenta constancia producen el éxito”.

El uso de personajes muy característicos es una manera de mostrar la moraleja de la historia eliminando la complejidad de las distintas personalidades, lo cual permite transmitir claramente el mensaje de la narración.

La historia literaria de ficción ha servido no sólo para entretener, sino también para instruir y mejorar al lector con el contenido moral de las moralejas, las cuales son más notables en la literatura infantil y se presentan al final del relato, como algunos de los cuentos aquí presentados y seleccionados del Hitopadesa.

El Hitopadesa [1] es una selección de cuentos breves de otra colección mucho mayor, llamada Panchatantra [2], que data del siglo V de la era cristiana. Panchatantra quiere decir “un libro o tratado con cinco secciones”. Según la historia que se cuenta en el Hitopadesha (siglo VII), el rey Sudharshana, preocupado por la educación de sus jóvenes príncipes, le encarga la enseñanza de la moral a un sacerdote brahamana llamado Visnu Sharma, quien es realmente considerado el autor del Pancha-tantra.

El texto consiste en la ilustración antropomórfica (la atribución de cualidades humanas a animales u obejtos inanimados) de los cinco principios más importantes del Niti-sastra o Raja-niti, la ciencia política a través de los animales. Los cinco principios ilustrados son los siguientes:

  1. Mitra-bheda (como dividir a los amigos);
  2. Mitra-labha (cómo ganar amigos);
  3. Suhrid-bheda (desacuerdo con la amada);
  4. Vigraha (separación); y
  5. Sandhi (unión).


En el curso del tiempo, las historias del Panchatantra se difundieron y dividieron en varios libros con diferentes nombres. Muchas de las historias fueron contadas por las madres a sus hijos, quienes crecieron y se las contaron a sus hijos. Y así se convirtieron en cuentos muy populares e ilustrativos. En realidad, fueron originalmente escritos para enseñar a tres jóvenes príncipes cómo vivir de manera honesta e inteligente. Este libro escrito en sánscrito, fue traducido al persa hacia el año 570 por orden del rey Anushirayán y del persa literario, pasó al sirio y luego al árabe, hacia el año 850 bajo el título de Calilah y Dimna, colección que pasó a ser conocida en Occidente desde la Edad Media.

Se dice que la obra fue trasmitida en forma oral y escrita a China, Sudasia e Indonesia por los monjes budistas, y que los viajeros llevaron esas historias a Persia, Arabia y a Grecia, en el siglo IX, de donde pasó a Europa. La versión hebrea hecha en el siglo XII fue la fuente de la mayoría de las versiones europeas posteriores, habiendo mandado a traducir la obra Calila e Dimna al castellano el rey español Alfonso X el Sabio en el año 1251. En 1278 y en 1313 fue traducida al Latín con el título Directorium humanae vitae. Bajo un seudónimo, Gilbert Gaulmin tradujo en el siglo VII la versión persa al francés con el título El libro de la luz o la conducta de los reyes, del sabio Pilpay y traducida al francés por David Sahid de Isfahán, capital de Persia. El padre Pére Poussines la tradujo nuevamente al latín con el título Spécimen sapiéntae indorum veterum (Modelo de la sapiencia de los antiguos indios). Por desconocida razón, casi todos los traductores nombran al tal Pilpai como autor, aún cuando no aparece en las versiones indias ni persas.

Las antiguas obras de fantasía y ficción, no se alejaron mucho de la vieja forma de narrar, destacándose con gran fuerza las sentencias morales, artificialmente matizadas con aguda sutileza y apreciable valor pedagógico. Todas las personas tienen los mismos sentimientos. Es por eso que las historias del Pancatantra son de gran utilidad para todos, al mostrar de manera relevante los aspectos malos y buenos de la conducta humana.

En cuanto a la estructura de estos relatos, la inserción de un cuento dentro de otro y la confusión laberíntica de la forma, se asemeja a los viejos cuentos budistas (Dschatakas), donde esta situación era más bien ocasional, conviertiéndose en cambio en las historias del Panchatantra en una forma predominante de construcción. En el marco general de los cuentos más comunes del Hitopadesa y del Panchatantra, se engarzan largas series de episodios. Esta aparente complicación aumenta al estar un cuento incluido en otro, alternándose la forma de prosa y verso heredada de la antigüedad. En ocasiones, la narración en prosa está envuelta en una enseñanza ataviada en forma poética y/o alegórica.

Así como en las clásicas obras griegas de Homero se mezclan en la escena narrativa hombres y héroes con divinidades mitológicas, es propio de la imaginación oriental relatar episodios donde se describen relaciones entre animales y personajes populares, entre dioses y demonios. Así se ilustran muchas veces diferentes conductas y caracteres dentro del comportamiento social.

De acuerdo a la concepción que existe en la India sobre la reencarnación o el ciclo de nacimiento y muerte (samsara), todo ser posee un alma, y se le atribuye naturalmente dicho espíritu a todas las entidades vivientes, tanto humanos como animales y plantas. Cada ser tiene sus características particulares, sus vibraciones, su propia naturaleza y lenguaje, tal como ocurre con las acciones, los sentimientos y las expresiones de la conducta y la personalidad humana. Los cuentos y fábulas de la India, están así cargados de gran simbolismo y reflejan las diversas actitudes y experiencias de todos los seres. En tales narraciones orientales, existen muchos señalamientos morales, políticos, sociales y religiosos. El factor instructivo y ejemplar, reflejo de una milenaria tradición, representa con frecuencia un modelo de gran valor ético y educativo. Debido a su beneficio universal, su lectura es de gran interés cultural para los niños y educadores de todo el mundo.

El reino de los animales del Panchatantra se manifiesta en muchas facetas, desde el fiero león selvático hasta el piojo, llamado "desliza-lento", o la chinche, "boca-ardiente", que se encuentran en la cama de un Rey, conversando seriamente sobre la influencia de la alimentación en el sabor de la sangre humana. Sin embargo, el arte narrativo de la India se orienta de una manera distinta en la gran colección de cuentos de Somadeva, Katasarit Sagara (El mar de la corriente de cuentos), donde desaparece la prosa por estar escrita en la métrica épica del sloka o verso sánscrito. [3]

En estos cuentos y fábulas, que terminan generalmente en moralejas o insinuaciones de carácter moral, se destaca el cumplimiento de las leyes y reglas del Universo, señaladas mediante una sabiduría penetrante que se complace de su superioridad. En los relatos percibimos una alegre, discreta e irónica satisfacción respecto al destino de los mismos personajes, bien sean de la fauna y la vegetación del bosque, o los caracteres esbozados de los tipos populares. Se mezclan así animales y personas de pueblos y aldeas en situaciones sencillas o complejas, donde la trama cómica, trágica o dramática, está llena de suspenso, imaginación, filosofía, picardía y humor.

La sabia complejidad de la trama se manifiesta en muchos cuentos:


  • El león y el conejo; 
  • En la unión está la fuerza; 
  • El ratón que se transforma en niña; 
  • Los dos viajeros; 
  • La serpiente y las ranas; 
  • Las abejas; 
  • El cazador, la gacela, 
  • El jabalí, la serpiente y el chacal; 
  • El asno disfrazado con la piel de tigre; 
  • El ratón y el mago solitario; 
  • El engañador engañado; 
  • El tirano y las plantas; 
  • El brahman y la cabra; 
  • El ministro del rey que fue criticado por los envidiosos; 
  • El enamorado ciego, etc.
En esas y en otras historias, también se insiste en los temas de contenido social, ético y pedagógico, destacándose la virtud contra el vicio, el bien contra el mal, la victoria de la política de los débiles frente a la brutalidad, la solidaridad ante el egoísmo y el desprecio, la sutil inteligencia y la actitud piadosa ante el poder, las burlas y el ultraje, los buenos sentimientos contra maldad y la infamia, etcétera.

Se repiten así idénticas advertencias: el proceder prudente o reservado, la cautela y moderación, la sabiduría frente a la ignorancia, la actitud ética y juiciosa ante las tentaciones y las corrupciones, el control de los sentidos ante la violencia, la codicia, la envidia y las pasiones desenfrenadas, la honestidad y la bondad ante la degradación y la maldad, la inteligencia sobre la fuerza, el amor y la tolerancia ante el odio y la agresión, los valores tradicionales de la familia y del afecto ante la destrucción social y la enemistad, la solidaridad social ante el abuso del poder y la injusticia, la piedad contra la crueldad, etc. Todas estas exhortaciones y consejos instructivos, se despliegan como interés central de una sana y sabia conciencia universal en la mayoría de los cuentos, pero con un espíritu menos piadoso y renunciante que el que correspondía a los clásicos monjes y sabios mendigos, como en las historias más viejas de los Puranas, los Itihasas, y los códigos de conducta de Manu (Manu-samhita) o las Máximas del sabio Chanakya Pandita. [4]

Este método de incluir una ficción principal en otra secundaria, interrumpida hasta que otra aparece y no termina, implicando también una tercera o cuarta historia, todas entrelazadas al motivo central que se despliega en la textura narrativa de la fábula o del cuento, no siempre breve, no ocurre sólo en la literatura; es un complejo pero transparente sistema de creatividad que se encuentra también en la escultura, la música, el drama, la danza, y hasta en la artesanía y el folklore tradicional de la India y del espíritu oriental.

A estas viejas fuentes narrativas mucho le deben reconocidos autores de cuentos occidentales. En el prólogo de uno de sus libros de fábulas, La Fontaine escribe: "Sólo diré, por gratitud, que debo una buena parte de mis fábulas al sabio indio Bidpai. [5] La gente del país lo consideran muy antiguo, y tan original o más que Esopo, si no es el mismo Esopo bajo el nombre del sabio Lokman”.

La docena de cuentos escogidos para esta publicación de Editorial Ananda, es una selección significativa entre el cúmulo de historias que se encuentran en las obras ya referidas. Esta recopilación especial, que no pretende ser una antología exclusiva, es producto de la consulta de varias de las fuentes mencionadas en las notas de esta introducción. Han sido traducidas de las versiones inglesas y francesas, y, cuando ha sido posible, las he ensamblado y actualizad, revisando los escasos materiales disponibles en nuestra lengua, escogiendo algunos nombres más sugestivos para los títulos y redactando las situaciones desenvueltas en las historias de tal manera que, a mi juicio, puedan contribuir a su mejor comprensión y asimilación en la mentalidad infantil de nuestro pueblos.

Para animar los diálogos o los monólogos y distinguirlos del contexto, he intercalado guiones y comillas entre los párrafos, pensando en una lectura más fluida para la comprensión de los lectores de corta edad. Sin alejarse de su esencia original, creo que esa estructura y la adaptación narrativa moderna de cada cuento, son más dinámicas y comprensibles, y se ajustan más familiarmente a las costumbres y a la percepción infantil de nuestros países de habla española.

Esperamos que el contenido de estas instructivas fábulas y sus coloridas ilustraciones hagan felices a los niños. Están llenas de buenas lecciones y de consejos útiles para todos, y reflejan un gran conocimiento. Ojalá contribuyan a despertar, tanto en las mentes frescas y vivaces de los pequeños, como en el corazón y la percepción de sus educadores y bienquerientes, una conducta sana y un buen sentido orientador, de manera que su lectura sirva felizmente a sus conciencias para poder vivir en un mundo mejor.


NOTAS


[1].  El Hitopadesa, el famoso libro de la antigua India que ha sido imprecisamente traducid0 como La Enseñanza Bondadosa, fue conocido formalmente en Occidente a través de las primeras traducciones pioneras: la edición de Schlegel y Larsen (Bonn, 1829), con traducción latina; la francesa de Lancerau (París, 1855); la inglesa de Pingott (1880); y las alemanas de Max Müller, J.Schöemberg (Viena, 1884) y J. Hersel (Leipzig, 1896). Posteriormente, la obra fue conocida en otras lenguas y actualizada en diversas ediciones. W.J.Wilkings (el autor inglés de la Mitología Hindú Védica y Puránica) y William Jones, también tradujeron estos cuentos y leyendas. En otra conocida versión, Benfey escribe un prólogo que inicia una apertura en la investigación literaria de los cuentos orientales.

    Existe otra publicación más reciente, impresa en Calcuta en 1979 por Shakuntala Debi, la cual es una reimpresión de la primera versión inglesa de 1906, publicada por Routledge & Sons Ltd. Esta obra, tituladaHitopadesa or, The Book of God Counsel, contiene la traducción inglesa del texto sánscrito original y me ha servido, junto a otros materiales, de útil consulta en la selección y adaptación de este trabajo. La traducción es del Reverendo B.Hale-Wortham, del Trinity Collegue, Oxford y Rector de Dunton-Waylett de Essex, quien también ha traducido los Satakas de Bhartrihari y otras importantes obras de la literatura sánscrita. Sin embargo, esta referencia es un trabajo bastante erudito y formal; está dividido en cuatro libros y escrito en forma de sentencias consejeras, donde se intercalan las verdaderas historias. Sólo he entresacado ciertos fragmentos para utilizarlos en algunas de las historias que considero pueden interesar más a la simplicidad de la mente infantil y no a los especialistas del tema, los cuales tampoco abundan en lengua española.

    La verdadera génesis del Hitopadesa, se remonta a una bella historia extraída de los antiguos manuscritos sánscritos de la India:

     Hace aproximadamente 1.500 años, el rey de Irán consiguió un libro que contenía el secreto de cómo resucitar a un muerto por medio del rasayana, un elixir de vida. El libro explicaba cómo el elixir se extrajo de las hierbas y árboles que crecen en las montañas altas de India. Deseoso de probar el elixir, el Rey envió a su ministro principal para pedir las hierbas y árboles prescritos.

    En India, el ministro fue bien recibido y ayudado por los sabios. El fue a las montañas a buscar las hierbas y árboles para hacer el elixir. Sin embargo, ninguna mezcla que ellos hicieron podía devolver el muerto a la vida. Finalmente, los ministros defraudados concluyeron que la información era falsa.

    Muy apenado por volver con las manos vacías y defraudar a su Rey, el ministro preguntó a sus huéspedes lo que debía hacer. Ellos lo llevaron a un filósofo famoso que una vez había buscado en vano el mismo elixir, y al final descubrió que el elixir realmente era un libro. Sus filósofos explicaron que la historia sobre el elixir era alegórica. Las montañas altas en la historia representaban a los hombres sabios y de gran intelecto; los árboles y hierbas, que son productos de las montañas, representaban los diversos escritos de esos sabios; el elixir indicaba la sabiduría extraída de las escrituras de los sabios que reavivaron la inteligencia muerta y los pensamientos enterrados de los hombres materialistas e ignorantes.

Aliviado y eufórico, el ministro pidió al filósofo una copia del libro, lo tradujo y regresó donde su Rey. Ese libro se conoce  actualmente como el Pancatantra de Visnu Sarma y constituye la base referencial del autor del Hitopadesa. Sin embargo, el estudio de los viejos manuscritos escritos a mano, revela que Narayana Pandit, quien vivió en Bengala en el siglo XIV, escribió el libro por el pedido del Rey Dhavalacandra, esbozando allí mucho del Pancatantra. Tradicionalmente, se enseñó a los estudiantes de las escuelas primarias (gurukula) de India.

   Hitopadesa, o "Las Buenas Instrucciones", es un libro famoso para su sabiduría y uno de los más populares sobre ética y política  (Niti-Shastra). Muchos de sus versos se remontan a los antiguos Puranas eItihasas (historias) de la Literatura védica. Usa el formato de “una historia dentro de otra historia”, con los animales como los caracteres principales.

   El primer libro, Mitralabha (Como adquirir amigos),  define las características de los verdaderos amigos y muestra la importancia de tenerlos. Debido a sus buenos consejos y las amenas historias de valor ético y moral, esta obra tiene un gran contenido didáctico para todos, tanto para niños como para adultos. Aunque el escenario oriental de las historias pueda parecer foráneo a la cultura occidental, sus orientaciones y moralejas, tienen una relevancia y trascendencia universal. Sus enseñanzas son muy pertinente en la era actual (Kali-yuga) dónde impera la riña y la hipocresía, la ignorancia y el desdén. Su contenido es pues muy aleccionador porque promueve el verdadero amor y la buena voluntad entre los seres. La lectura y explicación de estas historias dirigidas por los maestros y los padres, será de gran beneficio para la formación del carácter ideal de los niños en su desarrollo educativo, ético y moral.

   El Hitopadesa es también una herramienta especialmente útil en la toma de decisiones, debido a que nos enseña el valioso arte de la discriminación. En los grandes momentos de decisión se escribe el destino, tanto individual como colectivo. Incluso después de estudiar muchos libros y recibir consejos mundanos, las personas quizás no sepan como tomar decisiones apropiadas y legítimas. Las buenas decisiones son las que producen los cambios positivos en el destino humano. En los momentos de indecisión y duda, el Hitopadesapuede iluminar la inteligencia individual, inspirándonos para enfrentar los problemas diarios, así como ayudarnos a superar los obstáculos en el camino de la ilustración educativa y la iluminación interior. De allí su gran carácter pedagógico y su aplicación tanto en los colegios como el la educación familiar.

[2].  El  Panchatantra, o “Los cinco tratados del brahman Visnusharma”, fue conocido en Occidente por las ediciones de Kosegarten (Bonn, 1848); Kielhornet, Buhler (Leipzig, 1896); y las publicaciones francesas de J.A.Dubois (Paris 1826), Paul Reynand (Anuario del Museo Guimet V.45-66), y las alemanas de Benfe (1829) y Fritze (1884). Existen unas traducciones fragmentarias del poeta René Daumal (Bharata— El Origen del Teatro, la Poesía y la Música de la India, Gallimard, Paris, 1970, pp.154-200), que toman como referencia el texto sánscrito establecido por Kacinatha Pandurang Parab, editado por Nirnaya-Sagara Press, Bombay, 1896 (Chak.1818), con algunas variantes tomadas principalmente de la edición (texto Sánscrito y prefacio Latín) de L.Kosegarten (Leipzig). Yo he traducido algunos fragmentos de este autor.

    En 1924 Stanley Rice hizo una traducción inglesa, y en 1949 apareció la reconocida traducción delPanchatantra de Arthur W. Ryder. Esta obra ha sido 22 veces impresa en India con arreglos de la Universidad de Chicago. La última publicación que conozco (de 1998), lleva el sello de Jaico Publishing House, Mumbay (Bombay). También han sido publicadas versiones modernas del Pancatantra y adaptaciones de las historias, como la serie publicada desde 1965 por Children’s Book Trust New Delhi, en forma de suplementos con ilustraciones para niños que contienen cada uno seis cuentos. Estas y otras referencias, han servido para la elaboración de esta primera publicación española. Desde el tiempo en que escribí esta nota hasta la fecha, en el 2001, deben haber sido editadas más versiones del libro en nuevas publicaciones, las cuales puede que aparezcan en las páginas del Website.

[3].  Aunque este poeta (kavi en sánscrito) domina la técnica de la poesía artística (el alankara u ornato literario) está muy lejos del fervor idealista, pasando a un segundo término la finalidad de la enseñanza moral. Somadeva nació en Cachemira en el siglo X d.C. Fue probablemente el compilador y corrector de una obra original más antigua, escrita en dialecto popular. Towne tradujo esta obra al inglés bajo el sello de la Biblioteca de Calcuta. Existe otra bella selección traducida al alemán por Fr. V.D. Leyen como Cuentos hindúes.

[4].  Una máxima es un consejo útil, un refrán o un proverbio. Pero más allá de las definiciones del Diccionario, el sentido de las historias del Hitopadesa tiene un profundo contenido moral y educativo. Como la moraleja, toda máxima o apotegma representa a un precepto, una fórmula, un proverbio,  un adagio, una sentencia o conclusión acerca de la observación de un hecho, y constituye un principio-guía para ser siempre bien recibido y tomado en cuenta, especialmente en los asuntos prácticos de la vida. Hay una buena copia, sin recortes, del Vriddha Chanakya o Las Máximas de Chanakya, basada en la traducción de K.Raghunathji, Bombay, 1890 (59 páginas), la cual puede consultarse en la Sección de Lectura Oriental de la Biblioteca del Museo Británico. Existen, desde luego, otras versiones del original Chanakya Samhita oChanakya Niti-sastra.

[5]. Brahmin y filósofo, Bidpai compuso sus fábulas para la instrucción del hijo de un príncipe de la India, en cuya corte vivía. Su obra fue traducida en lengua persa, luego pasó a manos de los árabes y se hizo rápidamente célebre en Occidente. Sus fábulas se popularizaron entre los turcos por la traducción de un médico llamado Alí-Chélebi. El emperador Solimán Francisco I mandó copiar para el rey de Francia el libro.Desde esa época se conocieron las fábulas de Bidpai y de Lokman. Pero como bien señala La Fontaine, quién bebió también en dichas fuentes de arraigada ficción, el fabulista (¿o cuentista?) Esopo, mucho tomó prestado de los cuentos y apólogos de Bidpai, del Hitopadesa y del Panchatantra.



________Carlos Rocha_____ Selección de Cuentos__________


El león y el conejo


    Había una vez un gran león llamado Simha que vivía en una vasta jungla. Todos los otros animales lo temían, debido a que cada día él mataba a muchos de ellos. Tenían mucho miedo porque pensaban que ninguno de ellos viviría si el león seguía devorándoselos.

    Todos los animales del bosque estaban muy preocupados. Debían encontrar una manera de parar al león para que no los matara. Un día se reunieron para discutir el asunto. La población de conejos, que eran muy astutos, decidió al final del día una solución. El león los había escogido como su plato favorito y a pesar de su cautela y sus escondrijos, había exterminado a muchos conejos. Así que hicieron un acuerdo y pensaron en ir a hablar con el león Simha para hacerle una proposición.

    Suplicándole para que limitara su matanza, le dijeron:

—“Señor león, estamos todos aterrorizados, y además no todos los días consigues algo para comer. ¿Por qué destruir así a todos los animales? ¿Por qué no llegamos a un acuerdo? Cada día vendrá uno de nosotros y tu podrás alimentarte. De esta manera no estaremos tan aterrorizados, y tú tendrás por lo menos una comida al día”.

    El león estuvo de acuerdo con la proposición. Y así fue. A partir de entonces, devoró todos los días a uno de esos animales. Pero un día le tocó el turno a uno de los conejos más viejos e inteligentes, que el camino pensó:

—“¿Qué es esto? ¿Por qué me estoy apresurando hasta la muerte. No se obedece más que a quien se teme. Y eso es para conservar la vida. Si debe  morir, ¿de qué me sirve mostrar sumisión al león? Voy pues a tomarme buen tiempo hasta llegar hasta su presencia. No me puede costar más que la vida la cual voy a perder. Así habré pasado mis últimos momentos sin preocuparme por las cosas del mundo. Hoy es mi último día. Voy a disfrutar en el camino”.

    Así, lentamente, caminaba por el sendero del bosque y masticaba sabrosas raíces y zanahorias, se paraba a veces en la orilla de un río y luego al lado de un pozo. El conejo llegó finalmente muy tarde a la cita. El león estaba muy enojado y rugió:

—“¿Por qué has llegado tan tarde?”

    El conejo respondió:

—“No es mi culpa. En el camino salió otro león de una cueva. Me retuvo a la fuerza y me dijo que me iba a comer y yo hice todo lo posible para escaparme de él. Pero no pude lograrlo. Le dije que todos teníamos que ir ante Ud. para que nos comiera y que si no lo hacíamos se pondría furioso, averiguaría que pasaba y vendría a atacarlo. Entonces él me preguntó, ‘¿Quién es ese león?’ Y yo le dije que era el rey más grande de esta selva. El se puso furioso y dijo, ‘Yo soy aquí el único rey y todos los animales son mis súbditos. Ese león es una ladrón. Tráelo aquí y yo le enseñaré quien es el Rey.’ Entonces,  juré volver a su lado y vengo a decírselo a su majestad”.

    Al escuchar esto el león rugió y rugió furiosamente. Su rugido estremeció toda la selva y dijo:

—“¿Quién está desafiando mi autoridad? Llévame pronto a que  encuentre a ese pillo y bribón para no desconozca que soy todopoderoso. Voy a matarlo. Muéstrame donde está”.

    El conejo condujo a Simha cerca de la orilla de un pozo profundo y le dijo:

—“El estaba aquí cuando lo vi—contestó el conejo. En el momento que lo vio venir debe haber haberse metido en su escondrijo. Venga y se lo mostraré”.

—“¿Dónde está ese impostor?”—Replicó el fiero león.

—“Mirad Señor, está ahí adentro. Sea cuidadoso, un enemigo oculto en una guarida es difícil de atrapar”.

    El león miró adentro del pozo y vio la sombra de un león. Al asomarse más, el león vio su propia imagen reflejada en el agua del pozo. Cuando rugió, el león del reflejo rugió también. Hinchado de orgullo, el león no pudo dominar su cólera y, queriendo aplastar a su pretendido rival, saltó al muro rocoso y brincó dentro del pozo para atacarlo. Así encontró la muerte en el fondo del pozo, golpeándose y ahogándose en las aguas profundas. De esta manera el inteligente conejo acabó con el león. Así salvó a los demás animales del bosque y regresó feliz a comunicarles lo ocurrido, disipando toda su ansiedad y temor. Todos estuvieron felices al saber que su gran enemigo había muerto y se lo agradecieron al astuto conejo.

    Lo cual prueba que la inteligencia aventaja a la fuerza y la ciega terquedad. La fuerza carente de inteligencia no sirve para nada.


La zorra y el tambor


    En medio de un gran bosque, vivía una zorra que tenía una hermosa cola y lustroso pelambre. Obligada por el hambre, merodeaba por los matorrales y los caminos del bosque para cazar y proporcionarse algo de comer. Una vez, vio un gallo que tenía una bella cresta y un hermoso plumaje, y que andaba erguido y orgulloso, rodeado por un gran número de gallinas.

    La zorra se puso al acecho, esperando sigilosamente que no se le escapara el gallo. En ese momento oyó un extraño sonido. Al voltear la cabeza, vio un tambor atado a un árbol, cuyas ramas, agitadas por el viento, golpeaban la piel tersa del tambor y producían un ruido espantoso.

—“¡Oh, oh!—Se dijo la zorra— Ese animal que hace tanto ruido debe ser un manjar más sabroso que ese gallo que ya es  viejo”.

    Entonces, dejo de acechar al gallo, salió del escondrijo donde esperaba emboscarlo y fue derechita hacia el árbol. La zorra trepó por él con mucha dificultad. Llegó hasta las ramas donde estaba el tambor, saltando sobre él y mordiéndolo con los afilados dientes. Pero dentro no encontró nada más que viento, porque estaba vacío. Despechada, se bajo del árbol para correr detrás del gallo; pero éste se había puesto a salvo junto con las gallinas.

—“¡Qué desgraciada soy!—Dijo la zorra desorientada. Pensando en un mejor bocado, me he dejado seducir por una cosa engañosa que me ha confundido. El gallo que pensaba atrapar ha desaparecido y se ha esfumado mi almuerzo. Y en ese tambor hueco no he encontrado lo que pensaba producía tanto alboroto. No puede uno fiarse de las apariencias. Ya lo sé para el futuro. Aprenderé bien la lección; es mejor disponer de lo que está a nuestro alcance y no codiciar cosas extrañas ni dejarnos seducir por algo incierto”.


El ratón que se transformó en niña


    Un hombre sabio y piadoso llamado Brahmín, se paseaba en cierta ocasión por los alrededores de una fuente. De repente, vio caer a sus pies un ratón desprendido del pico de un cuervo. Debido a que era muy bondadoso, lo cogió y se lo llevó a su casa. Después de eso, Brahmín, que ya era muy viejo, suplicó a los dioses que lo transformaran en una niña, gracia que le fue concedida.

    Algunos años después, viendo que la niña había llegado a la edad apropiada para casarla, le dijo a la jovencita:

—“Elige de toda la naturaleza el ser que más te guste; prometo casarte con él”.

—“Quiero un marido que sea tan fuerte que nunca puede ser vencido,”—le dijo a su generoso benefactor.

—“Es el Sol entonces lo que quieres”, —dijo Brahmín.

    Tratando de complacerla, al día siguiente le dijo al Sol:

—“Mi hija desea un esposo que sea invencible, ¿quisieras casarte con ella?”

    Pero el Sol le respondió:

—“La nube destruye mi fuerza; dirígete a ella”.

    Brahmín le hizo la misma pregunta a la nube. Y ésta le dijo:

—“El viento me hace ir a donde mejor le parece”.

    El anciano no se desanimó. Le pidió al viento que se casara con su hija; pero como el poderoso viento le hizo saber que su fuerza era detenida por la montaña, se dirigió a la montaña.

—“El ratón es más fuerte que yo, puesto que me abre huecos por todas partes y penetra en mis entrañas”, —le respondió la montaña ante la misma solicitud.

    Así que fue a buscar un ratón y encontró uno que aceptó casarse con su hija, diciendo que había tiempo buscaba una mujer para ese propósito.

    Cuando entró en su casa, Brahmín preguntó a su hija si quería casarse con el ratón y ella aceptó, puesto que el ratón vencía a la montaña, la cual detenía el viento, dueño de la nube que oculta al Sol. Entonces, el buen hombre se dijo:

—“Para llegar a este fin, ¿qué falta hacía de haber transformado al ratón en niña?”

    Y rogó a Dios que la joven volviera a su primitivo estado de vida, gracia que le fue concedida. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.


El mono y el carpintero


    Un carpintero se había sentado en una tabla que estaba aserrando. Para manejar la sierra con facilidad, empleaba dos cuñas que colocaba en la abertura, alternativamente, a medida que avanzaba su obra.

    Un mono observaba atentamente el trabajo del carpintero. Por un motivo accidental, el carpintero tuvo que abandonar su trabajo. El mono curioso, se subió inmediatamente al tablón para sentarse, pero con tan mala fortuna, que la cola se le introdujo en la abertura. Tratando de sacarla, quitó la cuña que mantenía abierta la hendidura que había hecho el carpintero con su sierra. Las dos partes se ajustaron tan fuertemente, que aplastaron y magullaron la cola del pobre monito, el cual lanzó alaridos de dolor.

    El carpintero escuchó los chillidos del animal. Acudió a donde estaba la tabla con las cuñas y lo vio en tan lamentable situación.

—“Eso es lo que le pasa a quien se mete en un oficio del que no sabe nada. Hay que hacer un aprendizaje antes de manejar ciertas cosas,”—le dijo el carpintero. A pesar de todo, considérate afortunado; porque si en vez de ser tu cola la que ha sufrido esta vez, te hubieras podido aplastar el cuello y ahora no estarías aquí para contarlo”.


En la unión está la fuerza


    Una vez, una bandada de palomas voló lejos de su refugio en busca de comida. Aunque volaron miles de kilómetros, no pudieron encontrar nada para comer. Cansadas y hambrientas, volaron sobre un bosque. La más pequeña de las palomas estaba tan cansada, que le dijo al ave que era el Rey:

—“¡Oh! Rey, por favor, ¿podemos descansar un poco?”

—“¡Oh!, Ven, pequeña, tienes que ser valiente.—contestó el Rey del grupo— Seguramente encontraremos pronto algo de comer”.

    Así que la pequeña paloma agitó más fuerte sus alas. Voló tan rápido que se encontró a la delantera de todas las demás. Regresó pronto con ellas diciendo:

—“Vengan, apúrense. Allá abajo puedo ver algo de comer”.

    Las palomas miraron hacia allí, y bajo un gran árbol de raíces colgantes, vieron brillar algunos granos de arroz blanco diseminados en el suelo.

—“Vengan, mis amigos —dijo el palomo Rey—, vamos a comer”.

    Toda la bandada de palomas de posó bajo el árbol y comenzó a comer el arroz. Pero de repente, una gran red cayó sobre ellas. Todas fueron atrapadas en las mayas de la red y no pudieron salir.

—“Estamos atrapados en una trampa.—gritó el Rey—¿Qué haremos?”

    El siguiente momento, vieron un cazador muy grande y gordo que venía hacia ellas llevando un enorme mazo.

—“Tenemos que hacer algo inmediatamente antes de que nos mate”.—Dijo el Rey.

    Todas las palomas luchaban desesperadamente tratando de salir de la red.

—“¿Cómo podemos salvarnos?—Gritaban y gritaban— “Dinos que podemos hacer”.

—“Tengo una idea—dijo su Rey. Debemos todos actuar juntos. Vamos a volar todos juntos llevando con nosotros la red. Recuerden ahora que la unidad es nuestra única esperanza”.

    Cada paloma tomó una parte de la red con su pico. Entonces, volaron todas juntas en un solo impulso. El temible cazador estaba casi sobre ellas cuando, de repente, él vio su red elevándose en el aire, asombrándose de la unidad de las palomas en su esfuerzo para escapar. El corrió tras ellas, esperando que la red y toda la bandada de palomas cayeran pronto. Las palomas vieron como las perseguía. Volaron sobre valles y colinas, alejándose hasta donde el cazador no pudiera seguirlas. Finamente, el cazador se cansó y abandonó la persecución.

    Cuando los pájaros vieron que el cazador ya no las seguía, el Rey de la bandada dijo:

—“Ha desaparecido la mitad de nuestro problema. Ahora, debemos volar a la colina que está cerca de la ciudad de los templos. Allí vive un pequeño ratón que es mi fiel amigo. El seguramente nos ayudará. Cortará la red con sus pequeños dientes y seremos libres”.

—“Sí, sí, vayamos a la ciudad de los templos”—dijeron en coro todas las palomas en su vuelo. Y muy pronto llegaron al lugar donde vivía el ratón.

    Cuando el ratón escuchó el gran ruido que hizo el vuelo de sus alas, él se asustó y se escondió en el fondo del escondrijo que le servía de morada. Pero el palomo Rey lo llamó suavemente y le dijo que había venido para pedirle que le ayudara.

    El ratón fue a la puerta de su casa y miró afuera. Se contentó al ver a su amigo, el palomo Rey, quien estaba hablando con él.

—“Hemos sido atrapados en una trampa que nos puso un cazador”.—Dijo el Rey de la bandada e palomas— Nos apresaron en esta red y no podemos salir. Cuando vino el cazador, volamos todas juntas, trayéndonos la red. Por favor, ayúdanos ahora. Corta la red con tus dientes y libéranos”.

—“Muy bien—dijo el pequeño ratón—, y comenzó a roer la red—,”Te liberaré a ti primero”.—Le dijo el ratón al palomo Rey.

—“No, no, —dijo el Rey. Tú debes primero liberar a mis seguidores”.

    El pequeño ratón era sabio. El comprendió los sentimientos de un Rey por sus súbditos. Así que, dejó al Rey y comenzó a cortar el resto de la red. Una por una, todas las palomas salieron. Y entonces, al final, el Rey también pudo salir en libertad.

    Todas las palomas estuvieron muy agradecidas con el pequeño ratón por haber salvado sus vidas. Le dieron las gracias y entonces, batiendo fuertemente sus alas, se alzaron en el aire y volaron lejos hacia su hogar.


El pastor soñador que rompió las vasijas


    En una tarde de primavera, un pastor que anhelaba muchas cosas, encontró un plato lleno de harina. Lo cogió y se fue a acostar a una alfarería, dentro de un cobertizo en donde se estaban secando gran cantidad de vasijas, cántaros y recipientes de barro.

    Para proteger la harina que había encontrado, cogió un palo que había por allí. Cuando pronto llegó la noche, comenzó a hacer las siguientes reflexiones:

—“Si vendo este plato de harina de cebada, tendré una moneda de plata. Con ese dinero compraré jarros y otros utensilios. Los venderé y tendré más dinero”.

—“Después de aumentar mi capital, —siguió diciéndose— compraré vestidos, mercancías y diferentes objetos. Venderé todo eso y tendré más dinero”.

—“Llegaré a tener un buen negocio y una situación próspera. Me compraré una casa y tendré una buena posición. Cuando posea todo eso, todos me apreciarán y me casaré con cuatro mujeres”.

—“Preferiré a la más bella; y cuando sus rivales envidiosas peleen con ella, les pegaré así con mi bastón”.

    Y diciendo todo eso, el hombre que soñaba despierto se levantó y comenzó a dar bastonazos a todo lo que le rodeaba en aquel recinto lleno de cacharros y recipientes. Al lanzar tantos golpes alcanzó el plato de harina y quedó hecho añicos, como también quedaron destrozadas muchas vasijas.

    Al escuchar todo ese ruido, el alfarero dueño del lugar corrió hasta el cobertizo y viendo todo aquel destrozo, insultó al pastor tan iluso e imprudente que había causado semejante desbarajuste y confusión. Lo echó de allí y lo amenazó seriamente, propinándole un par de bastonazos para que no se le ocurriera aparecer de nuevo.

    Así como el cuento de la lechera y el cántaro de leche, que se le rompió cuando caminaba soñando en el porvenir de la misma manera, el que se regocija por adelantado pensando en lo que no puede adquirir, corre el riesgo de perderlo todo y ver desvanecida su esperanza.


Los dos viajeros


    Carlitos y Colorín eran dos amigos y recorrían juntos un largo camino. Un día, llegaron al pie de una alta montaña que empezaron a bordear. Encontraron una fuente de agua fresca y cristalina, de sabor excelente. Esa agua tenía un gusto superior. Cerca de la fuente había un arroyo rodeado y sombreado por cipreses, árboles de mango y de naranjas. El grato paraje estaba en el centro de una pradera cubierta de flores que embellecía aún más el lugar. El estar en un sitio tan placentero, hizo que los dos viajeros se quedasen allí para reposar durante algún tiempo.

    Después que descansaron, siguieron caminando y llegaron hasta un sitio donde el agua de la fuente caía en un gran recipiente, al borde del cual vieron una losa de mármol blanco, que estaba grabada con trazos azules muy bien formados. He aquí lo que leyeron:

    “Viajero, pasa a nado este riachuelo sin temor a su profundidad ni a la velocidad de la corriente. Cuando llegues la otra orilla, carga sobre tus hombros un león de mármol que encontrarás al pie de la montaña. Llévalo de un tirón hasta la cima, sin asustarte ante los leones que encuentres y sin detenerte por las zarzas espinosas que están en el camino. Entonces, una vez que hagas esto, disfrutarás de grandes alegrías”.

    Colorín quiso cumplir las indicaciones que había inscritas en la losa de mármol. Aunque Carlitos le advirtió el gran riesgo que representaba tal empresa, él se lanzó al agua, la cual era en efecto caudalosa y rápida. Pero nado vigorosamente y alcanzó la otra orilla. Allí tomo aliento en la florida ribera, encontró el león de mármol y lo cargó sobre sus hombros. A pesar de las dificultades y el peso que soportó, pudo subir hasta lo alto de la montaña y en cuanto llegó colocó su carga en tierra.

    Al otro lado de la montaña, Colorín divisó una hermosa ciudad llena de castillos con terrazas resplandecientes y bañadas de Sol. Mientras admiraba el maravilloso espectáculo, el león de mármol lanzó un rugido tan formidable que tembló la montaña y estremeció toda la campiña vecina.

    Debido al poderoso ruido, los habitantes acudieron de todas partes y tributaron profundas demostraciones de respeto a Colorín. Después se presentaron un hermoso caballo ricamente engalanado, el cual montó a petición de todas aquellas gentes que le acompañaron hasta la ciudad. Allí lo condujeron a un espléndido palacio, en el cual le hicieron entrar en un baño perfumado. Después lo vistieron con exquisitas vestiduras, poniéndole un traje color de púrpura bordado en oro y saludándolo con el título de Rey en nombre de todos.

    Colorín pensó entonces que todos los trabajos que había sufrido en su vida, eran escalones para poder llegar hasta aquella gran fortuna y poder disfrutar de grandes alegrías, tal como decían las inscripciones azules en la losa de mármol blanco que se había encontrado en la otra orilla, donde había dejado a su amigo Carlitos.

    Cuando las buenas acciones tienen por objeto alcanzar sin apego la verdadera gloria, ésta, por su parte, y por la merecida gracia providencial, concede todo lo necesario para que se convierta en verdadera recompensa.


 _______Continúa en la siguiente nota: "La serpiente y las ranas"


Vaisnava dasanudasa
Visuddha-sattva dasa
(Bhaktivedanta Institute)
OM TAT SAT




Portada de la traducción inglesa de A.W.Ryder del Panchatantra


El Hitopadesa de Narayana editado con el texto sánscrito


Una edición de las famosas historias del Panchatantra


Una edición del Hitopadesa con el texto sánscrito y una análisis gramatical arreglado alfabeticamente por F.Johnson


Otra edición del Hitopadesa


Edición persa de Kalilah y Dimnah


La primera edición analítica de Jhonson del Hitopadesa con el texto sánscrito, publicada en Londres en 1840


Una edición de las historias del Panchatantra


Una edición del Nity-sastra de Chanakya y el Hitopadesa, citados por Srila Prabhupada, publicación de Satsvarupa das Goswami


Una edición de las mejores historias del Panchatantra


Una edición inglesa del Panchatantra en literatura infantil


Grabado de una edición árabe de Calila y Dimna, Biblioteca Nacional, París






Indice de Notas de Visuddha-sattva Das - ANUALES







Gouranga
Gouranga
de gaura79

Madhava - 24 Hour Kirtan in Spain 2010 - HD 720p


Madhava Prabhu - 24 Hours Hare Krishna Kirtan in Spain 2010 - HD 720p - Part 1/5
Madhava Prabhu - 24 Hours Hare Krishna Kirtan in Spain 2010 - HD 720p - Part 2/5
Madhava Prabhu - 24 Hours Hare Krishna Kirtan in Spain 2010 - HD 720p - Part 3/5
Madhava Prabhu - 24 Hours Hare Krishna Kirtan in Spain 2010 - HD 720p - Part 4/5
Madhava Prabhu - 24 Hours Hare Krishna Kirtan in Spain 2010 - HD 720p - Part 5/5

24 Hour Kirtan at Kirtan Fiesta festival with Pandava Sena in New Vrajamandala ISKCON farm in Spain. August 13, 2010…



Beautiful Hare Krishna Song 1

The Bhakti Channel



Actualizado el 26 jun. 2009

Beautiful Hare Krishna song 1 Take care. Haribol.

Listas de reproducción creadas

The Bhakti Channel

Favoritos - (54 vídeos)
DEVOTIONAL SONGS - (194 vídeos)
Krishna Katha Videos inspired by Padmavati Mataji - (57 vídeos)
Mayapur Dhama - (19 vídeos)
Memories of Srila Prabhupada (B) - (125 vídeos)
Srila Prabhupada on Tour - (10 vídeos)
JAGANNATHA PURI - (5 vídeos)
Srila Bhaktisiddhanta Saraswati Thakura Prabhupada - (6 vídeos)
Srila Prabhupada Music Videos - (13 vídeos)
Festival of the Chariots - (12 vídeos)
Bhagavad Gita in Hindi - (24 vídeos)
Krishna Katha - (100 vídeos)
Villages - (19 vídeos)
Memories of Srila Prabhupada - (116 vídeos)
Sri Caitanya Mahaprabhu - (3 vídeos)
Jaiva Dharma - (12 vídeos)
Prayers of Queen Kunti Part - (51 vídeos)
Kumbha Mela - (4 vídeos)
Srila Prabhupada in Australia - (14 vídeos)
Vrndavana - (3 vídeos)
PARIKRAMA - (28 vídeos)
Nandagrama - (22 vídeos)
The Hills Of Varshana Part - (2 vídeos)
Mother Ganga - (5 vídeos)

Mangalacarana




Henrique Gripp V. de Menezes Guerra

Mangalacarana invocazione di buon auspicio




priyavrata das

Da cantare o recitare prima di ogni attività spirituale

Mangalacarana - Guna-grahi & Kirtan for the Soul




Guna-grahi & Kirtan for the Soul

Mangalacarana bhajan by Gita Manjari




wryndawana

Shree Shree Sad Goswami Ashtaka




bakaja

Kishori Mohan - Hare Krishna




Henrique Gripp V. de Menezes Guerra

Kirtan Mela Mayapur 2013 Day 4 : HH Bhakti Vaibhav Swami

meropal



Publicado el 10 abr. 2013
Kirtan Mela Mayapur 2013 Day 4 : HH Bhakti Vaibhav Swami

Vaishnava Bhajans

Krishna Video



de Krishna Video22 vídeos13.128 visualizacionesLast updated on 19 jun. 2015

Collection of Vaishnava bhajans (songs) composed by Vaisnava acharya like Narottam Das Thakur, Bhaktivinod Thakur, Lochan Das Thakur, Sarvabhaum Bhattacharya, Vasudeva Ghosh, Srila Prabhupada and much more.... and sang beautifully by devotees.

Radha Krishna Maha Raas Leela


gaurav103g





0240 KRISHNA STORY -- NAR NARAYAN AND BIRHT OF URVASHI




Saurabh Parikh

Actualizado el 13 feb. 2011
The story now is going towards the past when Nar and Narayan go in deep meditation in the Himalayas. Due to their piousness and deep meditation, the throne of Indra is in trouble. Indra wants to break the Samadhi or meditation of them. Hence, he sends his beautiful apsaras to attract towards them and break the meditation.

When the meditation is broken, Nar sees the apsaras, he creates one much beautiful and elegant from his thigh. This is how the most beautiful apasara of Lord Indra takes birth. He names her as Urvashi and tells them to take her as his gift to Indra and again goes in meditation.

The Nar and Narayan are the future Krishna and Arjun in their next rebirths.

See it presented nicely in "Krishna" serial by Ramanand Sagar



juancas

AUDIOS IVOOX.COM y EMBEDR PLAYLIST



IVOOX.COM


PRINCIPALES de ivoox.com


PLAYLIST - EMBEDR


MEDICINA NATURAL, RELAJACION

VAISHNAVAS, HINDUISMO

Biografías

Romanos

Egipto

La Bíblia





Para Buscar páginas de este BLOG de srinrsimhadas










free counters
Disculpen las Molestias

Planet ISKCON - 2010  ·  Planet ISKCON - 2011

Maestros Espirituales

RELIGIÓN - IVOOX.COM

PRINCIPALES

BIBLIA - LINKS en ivoox.com



Temas Católicos





Podcast de Titopulus





Secretos de la Religión y del Universo





FACEBOOKS - DEVOTOS VAISHNAVAS

NOTAS de FACEBOOK-BLOGGER (Visuddha-sattva Das)

2010  |  2011  |  2012  |  2013  |  2014  |  2015

INDICE de NOTAS con FECHA y HORA

2010  |  2011  |  2012  |  2013  |  2014  |  2015

2012 solo Notas de Facebooks
NOTAS VAISHNAVAS por TEMAS

Roupa Manjari Devi Dasi
Pushkaraksha Das
Prahlad Alfageme

AUDIO FANTÁSTICO - IVOOX.COM



Juego de tronos



  • Audiolibro Juego de tronos - 1ª Parte
  • Daenerys de la Tormenta,la madre Dragón (FIN) | Capítulo 1.BRAN (Edición especial) HQ | Capítulo Extra."Prólogo" | Capítulo 32.El Rey en el Norte | Capítulo 31.El fin de Khal Drogo | Capítulo 30.Traidor | Capítulo 29.Guerra de Tronos | Capítulo 28.El Honor de los Stark | Capítulo 27.Juramentos de Sangre | Capítulo 26.El principio del fin | Capítulo 25.La traición de los Lannister | Capítulo 24.Tierra de Lobos | Capítulo 23.Nido de Cuervos | Capítulo 22.Conspiraciones | Capítulo 21.Catelyn,Sansa y Meñique | Capítulo 20.El bastardo y el torneo del rey | Capítulo 19.El mar dothraki | Capítulo 18.El consejo del Rey y La Guardia De La Noche | Capítulo 17.Desembarco del Rey | Capítulo 16.EDDARD, La mano del Rey
  • Audiolibro Juego de tronos - 2ª Parte
  • Capítulo 15.SANSA | Capítulo 14.CATELYN Y ROBB | Capítulo 13.Tyrion y los dragones de targaryen | Capítulo 12.EDDARD Y ROBERT | Capítulo 11.Daenerys y Khal Drogo | Capítulo 10.JON Y ARYA | Capítulo 9.TYRION | Capítulo 8.BRAM Y JAIME | Capítulo 7.ARYA | Capítulo 6.CATELYN Y EDDARD | Capítulo 5.JON | Capítulo 4.EDDARD | Capítulo 3.DAENERYS | Capítulo 2.CATELYN | Capítulo 1.BRAN


Festín de Dragones o Festín de Cuervos





Audiolibro Danza de Dragones (Voz humana) HQ





Audiolibro Choque de Reyes (Voz Humana) HQ





Audiolibro Tormenta de espadas (Voz Humana) HQ





HISTORIA - IVOOX.COM

Personas con Historia de Onda Campus





CONCEPTOS RIG-VÉDICOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario